19/2/17

¿A qué horas hay que comer para mantener la línea?

¿A qué horas hay que comer para mantener la línea?

De acuerdo con varios estudios, los horarios –y los ayunos prolongados– influyen en que ganemos peso o no.


muyinteresante.es

La ciencia nos dice que, efectivamente, hay una relación directa entre las horas a las que comemos y nuestro peso. Escoger bien cuándo consumimos alimentos es casi tan importante como nuestra dieta. Investigadores del Instituto Salk de Estudios Biológicos, en California, han demostrado que comer siempre a la misma hora y alargar el periodo de ayuno nocturno hasta dieciséis horas reduce el riesgo de obesidad y diabetes, incluso si llevamos una dieta rica en grasa.

Sería óptimo desayunar a las 11.00 de la mañana, comer a las 15.00, cenar a las 19.00 y no tomar nada hasta las 11.00 del día siguiente. Trabajos similares indican que así quemamos de noche la llamada grasa marrón o parda y controlamos los niveles de glucosa y de colesterol.

Hay otras estrategias para mantenerse delgado basadas en el reloj. Una investigación conjunta de las universidades de Murcia, Harvard y Tufts ha demostrado  que quienes están a dieta y comen antes de las tres de la tarde pierden más peso que quienes lo hacen después.  Esto, según los investigadores, indicaría que el horario afecta al funcionamiento de los ritmos biológicos circadianos y, por consiguiente, altera el metabolismo.

Y si lucir tipo no es suficiente, toma nota de un estudio con moscas de la Universidad de San Diego: limitar las horas a las que comen a un periodo de doce horas diarias protege sus corazones del envejecimiento, lo que podría explicar por qué en estudios con humanos se ha detectado que cenar muy tarde aumenta el riesgo de cardiopatías.

15/2/17

Aceite de pepitas de uva muscadine ayuda a reducir la obesidad [15-2-17]


Aceite de pepitas de uva muscadine ayuda a reducir la obesidad

Éste produce un tipo de vitamina E que ayuda a mitigar la formación de células de grasa

El aceite extraído de las pepitas de la variedad de uva estadounidense muscadine produce un tipo de vitamina E que puede ayudar a reducir la obesidad, según un estudio divulgado hoy por la Universidad de Florida (UF).

El aceite de semillas de uva muscadine "puede ayudar a mitigar la formación de nuevas células de grasa" gracias al tocotrienol, una forma de vitamina E no saturada, explicó en un comunicado Marty Marshall, profesora de Ciencias de la Alimentación y Nutrición Humana de la UF.

Los científicos de la institución académica encontraron que el consumo de alimentos elaborados con aceite de semillas de uva muscadine puede "reducir el exceso de peso reduciendo la obesidad".

Es no solo una fuente única de tocotrienol, sino de ácidos grasos mono y polisaturados, añadieron.

Antes de la realización del estudio, los expertos de la UF atribuían la mayor parte de los beneficios del tocotrienol a la palma roja y el aceite de salvado, este último también muy recomendado para bajar los niveles de colesterol.

Sin embargo, con los nuevos hallazgos, el aceite de semilla de uva muscadine puede considerarse una "fuente superior de tocotrienol", agregó Marshall.

Para la elaboración del estudio, los científicos recogieron uvas muscadine de viñedos ubicados cerca de Tallahassee, la capital de Florida, y experimentaron con ellas en el laboratorio de la Facultad de Ciencias de la Alimentación y Nutrición Humana de la UF.

El resultado de las investigaciones arrojó que el "contenido de ácidos grasos no saturados llegaba al 85 o 90 % del total de ácidos grasos".

La variedad de uva muscadine, de piel gruesa y pepitas grandes, se da en el sur del estado y se emplea para elaborar vino y jugos.

Cada año, apuntó la UF, miles de toneladas de orujo residual acaba en los vertederos, aunque algunas bodegas utilizan los residuos para elaborar aceite.

14/2/17

Aconsejan 5 frutas y verduras al día [14-2-17]


Aconsejan 5 frutas y verduras al día

Consumir frutas y verduras en cinco momentos diferentes del día es la recomendación que brindaron los médicos y nutricionistas para evitar el sobrepeso.


Con el esquema de 5 frutas y/o verduras al día se pueden consumir menos calorías, pero con un mayor aporte de fibras y vitaminas.

Para medir el riesgo cardiovascular, es la medida de la cintura. Se aconseja que no sea mayor a 80 centímetros en las mujeres, y a 94 centímetros en los hombres.
Si una persona baja de peso disminuye su riesgo de tener presión alta, de tener diabetes, de tener colesterol, triglicéridos y de tener las enfermedades articulares que tanto dañan, dificultan la locomoción y son un problema importante de salud pública”, indicó.

¿CÓMO SE CALCULA LA OBESIDAD?

Los profesionales médicos y nutricionistas calculan los niveles de obesidad y sobrepeso de acuerdo al Indice de Masa Corporal (IMC). El mismo se obtiene tras dividir el peso (en kilogramos) con la altura (en metros) al cuadrado.

Los índices entre 20 y 25 son normales, por encima de 25 se considera sobrepeso y por arriba de 30, obesidad.

En los casos de las personas con sobrepeso u obesidad no es conveniente la realización de dietas drásticas, sino la educación al comer mediante la incorporación de más frutas y verduras a la dieta, la realización de actividades físicas, y la ingestión de unos 2 litros de agua por día.

13/2/17

¿Qué ventajas tiene comer lentejas? [13-2-17]


¿Qué ventajas tiene comer lentejas?

"Lentejas, si las quieres las tomas y si no, las dejas", dice un conocido refrán castellano. Sin embargo, los estudios médicos apuntan a que es mejor comerlas, nos gusten o no. Para empezar porque consumir lentejas y otras legumbres mejora el control de los niveles de azúcar en sangre y reduce los riesgos de padecer enfermedad coronaria en pacientes que sufren diabetes tipo 2, según un estudio publicado en el último número de la revista Archives of Internal Medicine.

Además, otro estudio publicado hace poco en la revista Breast Cancer Research and Treatment sugería que su alto contenido en ácido fólico convierte a las lentejas en un alimento idóneo para prevenir el cáncer de mama.

A esto se suma que la fibra y las proteínas que aportan estas legumbres ayudan a prevenir la hipertensión, según un reciente estudio australiano. Y para que nuestro cuerpo pueda absorber todo el hierro que incorporan las lentejas, los expertos recomiendan tomarlas con un vaso de zumo de naranja o de pomelo, por su contenido en vitamina C.


12/2/17

Clases aeróbicas para adelgazar: descubre sus ventajas [12-2-17]

Clases aeróbicas para adelgazar: descubre sus ventajas

Sabemos que el ejercicio es clave para perder peso, pero no cualquier ejercicio te ayudará a adelgazar. Las prácticas aeróbicas son ideales para conseguirlo pero ¿sabes por qué y cuáles son?

Una de las grandes ventajas de acudir a un gimnasio es la variedad de ejercicios que podemos realizar siempre orientados por profesionales, de esta forma aprendemos acerca del modo en el que se deben realizar las actividades al tiempo que conocemos gente nueva y recibimos todos los beneficios de hacer actividad física.

Y si tu meta es perder peso de seguro ya lo sabrás: las clases aeróbicas son ideales para conseguirlo, por eso actividades como el spinning, los steps, la zumba, el body pump, el fitbox y las clases de aeróbic en general son excelentes para ayudarte a eliminar esos kilos de más ofreciéndote grandes resultados, pero, ¿sabes por qué?

Las clases aeróbicas mantienen nuestro cuerpo en movimiento y quemando calorías normalmente durante 45 minutos, que es el tiempo que dura la actividad. Esta cantidad de minutos es suficiente no solo para hacernos sudar en cantidad, sino también para hacer que nuestro cuerpo comience a consumir la grasa acumulada, ayudándonos así a perder peso. Si desués de una de estas clases te animas a realizar una rutina ligera de pesas, entonces conseguirás potenciar al máximo el entrenamiento consiguiendo resultados sorprendentes.

Las actividades aeróbicas además fomentan el aumento de la resistencia física y el trabajo de grandes grupos musculares, por lo que combinando varias actividades durante la semana conseguirás ver buenos resultados en tu figura. Una opción por ejemplo es realizar spinning o steps para trabajar las piernas y tronco inferior y acudir a clases de power pump o fitbox para trabajar de forma global todo el cuerpo y la parte superior.

Ir al menos a 3 clases aeróbicas a la semana te permitirá eliminar el estrés, mejorar tu salud física y comenzar a observar resultados beneficiosos sobre tu figura. ¿Te animas a probar?

11/2/17

¡No te excedas con el azúcar!

¡No te excedas con el azúcar!


Recomiendan que el azúcar no supere el 5% de las calorías de la dieta, lo que significa consumir unos 25 gramos al día

elhorizonte.mx

La Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) recomienda que el azúcar no supere el 5% de las calorías de la dieta, lo que significa consumir unos 25 gramos al día, que equivaldrían a unos seis terrones.

Para ello, es preciso tener en cuenta la cantidad de azúcar que contienen los alimentos, y hay que revisar en su etiquetado nutricional. ‘‘En el apartado de hidratos de carbono y dentro de éste, en la parte que dice ‘de los cuales (...) azúcares’’’. De hecho, la SEEN insiste en rechazar la ingesta de azúcar de los alimentos que no lo contienen de forma natural, los conocidos como ‘azúcares libres’, entre los que están los monosacáridos y los disacáridos añadidos a los alimentos por fabricantes, cocineros o consumidores.

No obstante, admite que ‘‘no pasa nada’’ por tomarse un refresco el fin de semana, sino que ‘‘el problema es convertirlo en costumbre’’.Según recoge la Organización Mundial de la Salud (OMS) en un informe de 2015, estudios realizados en adultos sugieren una asociación entre la reducción de la ingesta de azúcares libres y la reducción de peso corporal, y un aumento de la ingesta de azúcares libres, con un aumento.

‘‘La obesidad se relaciona además con un aumento del riesgo de hipertensión, síndrome metabólico, diabetes, enfermedad renal, enfermedad grasa del hígado y enfermedad cardio-vascular’’, alerta la SEEN.

9/2/17

Las bebidas dietéticas no ayudan a bajar de peso según estudio

Las bebidas dietéticas no ayudan a bajar de peso según estudio


elcomercio.com

En la década de 1960, cuando se lanzaron al mercado masivo los primeros refrescos que reemplazaban el azúcar por edulcorantes artificiales, se creó la idea de que Diet Dr. Pepper, Patio Diet y su enorme descendencia serían una gran ayuda para bajar de peso.

Un estudio de varias universidades de Brasil, el Reino Unido y los Estados Unidos acaba de echar por tierra esa noción: "La falta de evidencia para apoyar el papel de las bebidas dietéticas en prevenir el aumento de peso y la falta de estudio sobre otros efectos que pueden tener sobre la salud fortalecen la posición de que no se las debería promover como parte de una dieta saludable".

La conclusión de "Artificially Sweetened Beverages and the Response to the Global Obesity Crisis" ("Las bebidas endulzadas artificialmente y la respuesta a la crisis global de obesidad") es aún más sombría: "Lejos de ayudar a solucionar la crisis global de obesidad, las bebidas dietéticas tienen características de composición (baja densidad nutricional y aditivos), patrones de consumo (potencial promoción de una preferencia por los sabores dulces) e impacto ambiental (abuso de recursos naturales, polución, ecotoxicidad) que las hacen un factor potencial de riesgo para enfermedades crónicas de alta incidencia".

Como uno de los culpables de la epidemia mundial de obesidad y diabetes de tipo 2, en marzo de 2015 la Organización Mundial de la Salud solicitó a los gobiernos que crearan planes para limitar el consumo de azúcar. Entre eso y la consolidación de su presencia en el consumo popular —representan el 25% del mercado de los refrescos—, las bebidas dietéticas se siguieron considerando buenas.

Las calorías vacías del azúcar —como se las llama, por lo cual se recomienda que representen más del 10% del total que se consume— fueron atacadas en distintos países, desde Francia a Sudáfrica, desde México a las Islas Fiji, con impuestos a las bebidas azucaradas. También en los Estados Unidos varias ciudades de California —San Francisco, Berkeley y Oakland entre ellas—, Colorado, Pensilvania e Illinois se aprobaron medidas similares.

Sin embargo, estos académicos no pudieron encontrar pruebas que apoyen la percepción de que las bebidas dietéticas son más saludables que las azucaradas: según ellos, no hay estudios fidedignos que permitan una conclusión seria. Algunos ensayos mostraron que no había baja de peso vinculada a su consumo; otros mostraron una pequeña baja: cada uno según quién lo hubiera financiado.

"Una consideración importante al interpretarlos", escribieron los científicos autores del texto que causa polémica, "es el potencial conflicto de interés, ya que la investigación patrocinada por la industria es común".

Las evaluaciones que se realizaron con fondos de empresas de alimentación o bebidas pro-azúcar "tienden a concluir que no hay asociación positiva entre el consumo de bebidas dietéticas y la obesidad, mucho más que aquellas sin patrocinio industrial o conflictos de interés". En cambio, aquellas que se realizaron con fondos de compañías pro-bebidas dietéticas "también tienden a dar resultados y conclusiones favorables, más que aquellas sin patrocinio industrial o conflictos de interés".

El estudio señaló dos elementos más para fundamentar su retiro de apoyo a las bebidas dietéticas en los planes para bajar de peso. Primero, un factor psicológico: las personas presumen que pueden comer más porque se han liberado de muchas calorías de sus bebidas. En segundo lugar, el impacto ambiental de la fabricación de los refrescos dietéticos es alto: para hacer un litro hacen falta entre 150 y 300 litros de agua, según el producto, y el proceso deja basura sólida y polución química acumulativa.

31/1/17

Ejercicio y control de peso [31-1-17]


Ejercicio y control de peso

¿Sabes por qué es importante el ejercicio en un programa de control de peso?

Está comprobado que la combinación de reducción de calorías, equilibrio entre los componentes de la dieta y ejercicio en un plan de control de peso, produce una mayor pérdida de grasa corporal que la que puede tener la persona que sólo reduce los excesos en sus comidas. Además aumenta la masa muscular, moldeando poco a poco el cuerpo y mejorando la figura corporal. Esto permitirá que tengamos un cuerpo más firme con formas mejor definidas, lo cual indiscutiblemente hará que nos veamos y nos sintamos mucho mejor.

Recuerda que disminuir el porcentaje de grasa corporal es tanto o más importante que bajar de peso.

Una ventaja adicional para muchas personas con obesidad es que el ejercicio les ayuda a controlar el apetito, lo cual favorece la pérdida de peso.

El ejercicio también impide la pérdida del calcio de los huesos protegiendo principalmente a las mujeres, de la temida osteoporosis; favorece enormemente la capacidad funcional del corazón, lo cual, unido a su efecto favorable sobre los niveles de colesterol y la presión arterial, contribuye a disminuir el riesgo a sufrir enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares.

Además, el ejercicio sirve para prevenir y controlar la diabetes, no sólo a través de la pérdida de peso, sino al mejorar la capacidad de las células para utilizar el azúcar de la sangre.

En general, el ejercicio mejora significativamente la calidad de vida, lo cual a veces se refleja en cosas tan sencillas como el simple hecho de poder trasladarnos de un lugar a otro sin cansarnos, dormir bien, liberar el estrés, poder cargar a nuestros hijos sin realizar mayores esfuerzos o llevar con más facilidad las bolsas con las compras del supermercado.

¿Cuando una actividad se torna en ejercicio?

Cuando la actividad física es sostenida en el tiempo y realizada con la intención de obtener sus beneficios hablamos de ejercicio. De esta manera, podemos decir que saltar la cuerda, salir a caminar, montar una bicicleta estacionaria, jugar con los hijos, hacer una sesión de aeróbicos o levantar pesas en un gimnasio son algunos tipos de ejercicio.

Finalmente, vale la pena destacar que muchos estudios recientes confirman que las personas que realizan ejercicio mantienen por más tiempo el peso perdido que aquellas personas que después de bajar de peso permanecen inactivas.